Cambiar el enfoque

cambiar de enfoque - yoga Barcelona

cambiar de enfoque – yoga Barcelona

 

Este es mi momento, todos tenemos nuestro momento claro, el mío ahora es un momento intenso, plagado de sensaciones, y eso se ve en las clases, en la práctica y por supuesto en el día a día.

Pero claro está que hay momentos simples, ordinarios o aquellos llamados momentos bisagra, esos momentos de la vida donde hay un antes y un después. Mi última gran bisagra a sido, y está siendo, la Maternidad. Y de verdad no solo en lo obvio, que un bebe lo cambia todo en el día a día, sino también he sentido que el cambio se ha extendido a otros ámbitos donde se “supone” que el bebe no llega (jajaja, ilusa yo al pensar que quedaría algún hueco donde mi hijo no llegaría), y pues a un nivel más sutil, he visto como mi práctica de Yoga ha ido cambiando, y sí, he tenido que tirar mucho de lo que os comentaba en la entrada anterior, de las horas de vuelo.

Pero bueno, ahora que ya he vuelto a dar clases, me encuentro que hay días que me sorprendo a mi misma de lo que surge en la práctica, tanto de la individual, como cuando estoy dando una clase y una energía nueva surge, una forma de dar nueva, una nueva manera de trasmitir, o una nueva forma de enterder(me) en la práctica.

El cambio de enfoque, algo que para los que ya llevan tiempo practicando es una obviedad, pero que al comentarlo con algunos, al principio no lo es tanto. Pero si te ha pasado, sabes de lo que hablo, ese momento in side, el momento “ah…. eso era”, hacer click.

¿A donde o desde donde se sostiene la práctica?  ¿Qué busco en las posturas, qué busco cuando estoy en la colchoneta?

¿Hasta que punto mi práctica es movida por una mera cuestion física, de flexibilizar, fortalecer o poner en forma el cuerpo fisico para en algún momento llegar a algun lugar/estado o lo que sea que mi mente ha idealizado?

Puedo sostener la práctica desde lo meramente físico o desde la sensación, desde el sentir sin importar el resultado, desde el abrirme a la experiencia que está ahí, en el presente, en mi actitud frente a la postura, mi actitud frente a la misma práctica.

Y es que no sabéis que bonito cuando además puedes compartirlo, y escuchar que tras una clase alguien te dice, que ha conseguido sentir la intensidad de lo fácil, la intensidad de lo accesible.

Os invito a que la próxima vez que te dispongas a practicar, cambies de enfoque… o quizás  lo has hecho ya…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s