Confianza

Termino hoy un proceso que ha durado más de 75 días.

Un proceso que me ha llevado a conocer nuevas partes de mí, nuevos rincones llenos de amor, fuerza, poder, y también rincones vulnerables y oscuros.

Hoy termino una Kriya de 41 días dedicada a la confianza. Me ha llevado más de 75 días poder hacerla, mis resistencias, mis miedos y mis auto-boicots han echo de estos últimos dos meses y medio un viaje profundo y hermoso hacia mi interior.

He descubierto que puedo quitarme las etiquetas que yo misma y que otros han puesto sobre mí, para descubrir que puedo comprometerme, que puedo transcender mis resistencias.

Cuando me propuse comenzar la Kriya lo hice tras un retiro maravilloso de mujeres con Rous Baltons, donde vi mis limitaciones físicas, emocionales y mentales para hacer esta práctica. He tardado años en conectar con las prácticas de Kundalini Yoga y ha sido gracias a este retiro y especialmente a la kriya que elegí que he podido reconciliarme con estás maravillosas y poderosas prácticas que son realmente muy efectivas.

41 días para cambiar un habito que daba una información totalmente errada de quién soy. Ahora sé que puedo, que aun queda muchos espacios por descubrir pero que puedo abrazar todo lo que soy aquí y ahora.

Se que mis resistencias están ligadas a mis miedos pero que aun con miedos estoy llena de talentos y posibilidades. Sé que la que se limitaba era yo y que ahora puedo hacerme cargo de esas limitaciones y trabajar para corregirlas.

41 días para demostrarle nada más y nada menos que a mi misma el poder que habita en mí.

Hoy durante la práctica no he podido hacer más que sonreír, más que llorar de emoción, ha sido fácil, a sido obvio. Me quedo con mucho más que unos brazos terriblemente fuertes y tónicos. Me quedo con Amor.

Infinita gratitud a todas las mujeres lobas que me han acompañado y me acompañan en este viaje. De ellas aprendo lo poderosas que somos juntas. Gracias Rous, gracias Gabriela. Gratitud

Anuncios

Regalarse tiempo

Cuerpo-Femenino1

Hoy es uno de esos días en que me he despertado lenta, hacia adentro, con la sensación de que mi mundo interno lo abarca todo. Tengo un poco de resfriado y la verdad que esa congestión ayuda a no querer salir, no querer Yan.

Después de avisar que no daría clases hoy, en casa me preguntan “y qué te vas a tomar?” y la verdad que sin pensarlo dije “hoy voy a tomarme tiempo”, tenía la necesidad de tomarme una cápsula grande, gigante, de tiempo.

El cuerpo nos habla, nos envía señales de que es lo que necesita el ánima. La práctica de Yoga  nos invita a escuchar aquello que está diciendo el cuerpo, nos invita a adentrarnos en el mundo de lo corpóreo. Porque, no es acaso que somos también  cuerpo. Que el cuerpo es parte de aquello que somos, y podemos a través del cuerpo llegar al espíritu.

Entrar en el otoño que parece que no quiere llegar, y comenzar a replegarse. Dejar que las hojas se caigan y junto con ellas soltar aquellas cosas que el cuerpo a guardado porque el corazón o la mente no ha podido encontrar lugar para decir.

 

Porqué Yoga para Músicos?

yoga para músicos

Cuando digo aquí Yoga para Músicos me refiero una práctica que se desarrolló a partir de mi propia experiencia con la música y el yoga.

El Yoga como disciplina puede ayudar de muchas maneras, desde el desarrollo de una mente enfocada y concentrada para obtener un mayor rendimiento, una conciencia del cuerpo para prevenir lesiones por uso excesivo de ciertos gestos, como también puede ofrecer una conciencia global de la respiración para ayudar con la relajación y el fraseo musical.

Podemos entender a priori el yoga como una forma de ejercicio, pero antes o después podremos experimentar que ofrece mucho más. El Yoga es realmente una forma de equilibrar la mente, cuerpo y espíritu. A través de mi propia práctica de yoga, comencé a darme cuenta de la importancia de la conexión corporal y como el habitar el cuerpo iba cambiando también mi manera de relacionarme con la música y con el instrumento. Durante los últimos años he ido investigando y especializándome en la anatomía específica de músicos colegas y alumnos que llegan a mis clases. Ha sido emocionante ver las transformaciones en los cuerpos de los otros también, tanto a nivel físico correctivo, como en esta relación corporal que modifica nuestra manera, primero habitarnos a nosotros mismo y luego nuestra relación con en entorno, sea este el instrumento o la música misma.

A través de la práctica de técnicas de yoga, se puede desarrollar una conciencia de la respiración y el cuerpo que ayuda con cualquier tarea tanto musical como cotidiana. Por ejemplo, muchos músicos se ponen muy nerviosos antes de una audición, un ensayo o un concierto. La práctica de algunos ejercicios de Yoga antes de una actuación puede reducir la ansiedad y mejorar el rendimiento. Por otro lado, muchas personas que han desarrollado una desconexión con su cuerpo, a través de la práctica, han sido capaces de cambiar la relación que tienen con el mismo, se vuelven más conscientes de su corporeidad, evitando lesiones, e incluso curando lesiones por uso excesivo.

Como con cualquier ejercicio físico, es importante trabajar dentro de los propios límites. Si algo no se siente del todo bien para tu cuerpo, no lo hagas. En las clases tratamos de desarrollar la conciencia de cómo se siente nuestro cuerpo, sin tratar de forzar nada.

Hay un par de elementos clave que son importantes a la hora de practicar yoga. En primer lugar, ser conscientes de mantener una columna alargada, recta, independientemente de si se está de pie o sentado. Mantenga los hombros relajados hacia atrás y abajo para que el pecho se abra y se eleve ligeramente. Sentir como si desde la coronilla nos tiraran de un hilo hacia el cielo, recogiendo el mentón y alargando así el cuello y la nuca. En segundo lugar, desarrollar una conciencia de la respiración y mantener esta conciencia a través de todos los ejercicios o asanas.

El ejercicio más fácil y efectivo para practicar antes de tocar es simplemente tomar conciencia de la respiración. Esto hará que de inmediato podamos llevar nuestra atención al presente y comenzará a calmar los nervios si los hubiera. Cuando nos ponemos nerviosos o molestos, lo primero que se dispara es el aliento, por lo que al concentrarse en la respiración hace que esta se modifique de manera automática, haciéndola más profunda y calmándonos y tranquilizandonos.

Si eres músico y estás interesado en una practica física que te ayude a mejorar tu rendimiento físico en favor de tu entrenamiento musical, puedes ponerte en contacto, tanto para clases individuales o colectivas en grupos reducidos. También en los próximos meses estaré dando un taller de anatomía para guitarristas.

El eterno gesto… Namasté

Namaste-Hatha Yoga - Clases de Yoga Barcelona

.

Yo honro el lugar dentro de ti donde el Universo entero reside. Yo honro el lugar dentro de ti de amor y luz, de verdad, y paz. Yo honro el lugar dentro de ti donde cuando tú estás en ese punto tuyo, y yo estoy en ese punto mío, somos sólo Uno.

.

.

..

Namasté se utiliza como saludo o reverencia acompañado con un gesto o mudra, palmas de las manos unidas entre sí frente al pecho, y una ligera inclinación de cabeza.  Se considera de manera simple un saludo humilde desde el corazón.

Es un termino hindi proveniente del sanscrito, su raíz namas significa reverencia, adoración; y “te” es dativo del pronombre personal tuám, a ti. A su vez la palabra nama se divide en dos partes; el termino na significa negación y ma lo mío; ambos juntos, lo que no es mío. Por lo que se entiende que el alma individual no puede ser poseedora de nada, existiendo solo la Consciencia Suprema la cual reside en todos, alejándonos de la idea del “yo” y del concepto de pertenencia. Se dice que ‘ma’ en nama significa la muerte (espiritual), y cuando se trata de la negación (na-ma), significa inmortalidad.

La acción de Namasté se desarrolla en tres niveles: mental, físico y emocional.

Comenzando con una presentación a nivel mental, que se encuentra en el espíritu de entrega total. Semejante a la entrega que el devoto expresa a una deidad (bhakti). En una reseña en los Agamas (textos sagrados relacionados con los Tantras y Puranas), se describe como el devoto debe convertirse primero en divino, ya que sólo existe relación entre iguales. De ahí que el saludo Namasté ante otra persona reconoce la chispa divina en ella y en nosotros mismos. Reconociendo la igualdad de todos y honrando a la divinidad de todos.

En el plano físico es un gesto cargado de simbolismo. En hinduismo la palma de la mano derecha representa los pies de Dios y la palma de la mano izquierda la cabeza del devoto. En otros contextos religiosos, al unir ambas manos entre sí se elimina las diferencias con la persona a la que se reverencia, conectando con ella. La mano derecha representa la naturaleza de las cosas, en su sentido más elevado; mientras que la mano izquierda representa al ego. A su vez el contacto de los cinco dedos de la mano derecha con los cinco dedos de la mano izquierda representa toda la gama de nuestra vida activa. Los cinco dedos de la mano izquierda representan los cinco sentidos del karma, los de la mano derecha los cinco órganos del conocimiento. Por lo que nuestro karma o acción debe estar en armonía con el conocimiento, el cual nos impulsa a pensar y actuar correctamente. El número diez (los diez dedos de ambas manos) es símbolo de perfección, la mística y es el número de la terminación y la unidad.

Se identifica Namasté con la institución del matrimonio, no desde el punto de vista occidental, sino como un semi-divino estado de plenitud, la unión entre los principios opuestos de hombre y mujer. Namasté es metafóricamente la conciliación de la dualidad inherente en la naturaleza y de que la cual la unión de dos seres es su manifestación terrenal.

Namasté reconoce la dualidad que ha existido siempre en este mundo y sugiere un esfuerzo por nuestra parte para que estas dos fuerzas de unifiquen, el estado de no-dualidad.

Krishna y mujs - Clases de Yoga BarcelonaSe cuenta que en una ocasión Krishna estaba en el bosque cuando encontró a las doncellas bañándose en el río Yamuna, y a modo de juego robó sus prendas. Estas al darse cuenta de que se habían visto despojadas de sus atuendos, rogaron a Krishna que se las devolviera, sin embargo este no cedía, y no fue hasta que una de ellas se inclinó ante el realizando el gesto eterno de Namasté, quedando satisfecho, acordó devolver sus ropas y con ellas su modestia.